DIRECTORIO DEL DISEÑO EN ASTURIAS

15 abr. 2012

Nueva imagen corporativa de Oviedo

Por un lado:
Una empresa debe afrontar el mercado con una personalidad marcada. Los objetos son comprados y utilizados por los consumidores por razones empáticas muchas veces y no sólo por su utilidad implícita. Eso es porque hay una identificación o una asimilación de cualidades del producto o marca al usuario. El claro ejemplo es la moda. Llevar una camisa Ralph Lauren no es comparable a llevar una camisa Desigual. Hoy en día es muy coherente (diría necesario) invertir esfuerzos en crear una imagen de marca sólida. No sólo para atraer a un tipo de consumidores más fieles sino porque una imagen fuerte da credibilidad y facilita esa transmisión de valores. Un taladro Bosh sabes que va a ser resistente y una cámara Nikon tendrá una buena óptica. Design thinking en estado puro. 

Por otro lado:
Tras vivir fuera unos 8 años llegué a la conclusión de que las ciudades son lo que vivimos de ellas y no lo que son "per se" (si es que una ciudad puede ser algo por sí misma)  Concretamente hablo de Oviedo. Cuando estando lejos preguntaba a los que la habían visitado o iban a hacerlo que me dijeran cómo veían la ciudad las respuestas eran muy distintas. Unos que la veían muy señorial, otros se hacían 600 km en una noche (ida y vuelta) para pasar una noche en la discoteca La Real, otros iban cuando querían desconectar por la paz que notaban. Había quien la usaba de "centro de operaciones" cuando visitaba Asturias, otros flipaban con la calle Mon y alrededores ¡qué de bares! otros la sentían muy romántica cuando paseaban de noche por el casco antiguo. Otros muy urbanitas hablaban de los centros comerciales....Que si lluviosa, que si segura, que si limpia... Para cada cual Oviedo era una ciudad distinta. Los únicos que opinaban algo en común eran los de Gijón jajaja

Todo junto:
Ahora se tiende a unificar la imagen de las ciudades, exáctamente igual que se hace con las empresas. Con su logotipo, su eslogan, sus definiciones, sus estereotipos: Ahora resulta que me van a decir a mi tras 29 añazos cómo es mi ciudad!! ole! y lo malo no es eso. Lo malo es que enfatiza una COMPETITIVIDAD que no nos viene bien en absoluto.

Entiendo que hay que atraer visitantes y que para ello hay que darles "algo" Me parece correctísimo. Pero muchos de los turistas de la capital no vendrían si no tuvieran Gijón a media hora, o Avilés. Los visitantes tienen en Asturias la posibilidad de hacer Surf por la mañana y perderse por los valles de tarde y al día siguiente disfrutar de un paseo en algún pueblo de montaña para acabar cenando en alguno de los restaurantes más modernos de la península.

¿y por qué lo digo?
Uno de los estudios con más prestigio: Hélice ha rediseñado la imagen corporativa de la ciudad. Más allá de decisiones políticas dudosas ¡el trabajo ha sido magnífico! RECOMIENDO la lectura de los artículos de:

La Nueva España 1 
La Nueva España 2

Imagen: La Nueva España

No hay comentarios: