DIRECTORIO DEL DISEÑO EN ASTURIAS

14 oct. 2010

historia del árbol ecológico


Pelayo era una hombre de ciudad. Urbano, cosmopolita. Vestía ropa elegante pero sin derroches. Leía blogs y páginas web sobre Diseño y le encantaba las nuevas tecnologías.

Cuando en un post de un coolhunter vio aquello se quedó prendado. Quieto ante la pantalla. Pronto localizó en una página dónde lo vendían y fue a por él.

Entró en el vivero y seguro de lo que quería pidió con voz cálida y segura un árbol ecológico. Él sabía que en las grandes ciudades los había y la gente los lucía con estilo. En Milán, Londres, París y Nueva York, eran lo último de lo último, una mezcla simbiótica entre la Naturaleza, la ecología y lo urbano y lo más chic.

El encargado de la pequeña tienda le entendió en seguida. Ambos notaron que hablaban el mismo idioma. Él asintió con gesto cómplice mirándole a los ojos. -Sígueme-

Pasaron de largo los pequeños bocetos de tallo fino que crecían en su invernadero. Con cada sala que atravesaban y dejaban atrás, la emoción por encontrar su árbol ecológico se hacía más notable. Robles, castaños, pinos americanos, palmeras... Todos eran productos anticuados. Él buscaba lo último, la tendencia.

Se pararon ante una especie nueva. Él nunca había visto algo similar. Sin duda era el árbol ecológico que estaba buscando. Parecía como si la Naturaleza como ente creador le hubiera estado estudiando todos los días. Era JUSTO lo que necesitaba.

Lo observó durante un rato muy largo. Lo tocaba, lo daba golpes, lo acariciaba y lo miraba. Lo rodeaba, lo empujaba para comprobar su resistencia. Con cada acción se sentía más encantado con su futura compra. Con la mano extendida sobre el macizo tronco pensaba en sus amistades envidiándolo. Sería el primero en tener uno.

-¡Pero no tiene ramas ni hojas! dijo Pelayo asombrado.

-Claro!, te olvidas que es un árbol ecológico. No consume. Verás: Las ramas tienen una función que es separar las hojas del tronco para que éstas, cuando les de el Sol, puedan hacer la función clorofílica. Tu imagínate que de cada uno que ves en el campo, nacen decenas de ramas que contienen decenas de hojas. ¿Sabes qué hacen las hojas? Pues están continuamente haciendo reacciones con el CO2 sí... el mismo CO2 de las malditas fábricas y de los contaminantes coches, del que sale de las chimeneas de los petroleros y de los camiones.

-¡Y tampoco tiene raíces!

- ¿Tu sabes lo nocivas e invasoras que son las raíces? Los árboles actuales le quitan al medio ambiente cientos de litros de agua al día. Cientos!!! Tu sólo bebes de 1 a 2... imagínate cuánta agua le queda a la Madre Naturaleza con todos esos árboles chupando agua del subsuelo, de los montes, de los valles...Toda esa agua los árboles la eliminan por medio de sus raíces que como si fueran tentáculos se agarran al suelo como mordazas. De cada tronco nacen cientos de ellas. Con todos los árboles anticuados del mundo ¿Tu crees que a tus hijos les quedará agua en el futuro? El árbol ecológico que tienes delante tuyo no bebe agua. Nada de agua. No la necesita. No consume. Es Ecológico.

-Pero oiga, ¡tampoco esta plantado sobre tierra!

-Los árboles antiguos, necesitaban muchos cuidados: Tierra fértil, riego, luz solar, aire puro. ¿Has pensado por qué los árboles de tu cuidad, esos que hay plantados por la calle, son tan estrechos? ¡Si hasta parece que están enfermos! Compáralo con la maravilla que tienes ante tus ojos. Los ejemplares antiguos tienen que tener un cuidado muy detallado. Poco más y hay que sacarlos a pasear. Delante tuyo está la solución definitiva y es que el árbol ecológico se puede colocar en un interior. Podría estar a oscuras, sin agua, ni tierra y seguirá tan firme y sano. Lo puedes plantar sobre cemento, parqué, cerámica... Lo resiste a todo.

-Pero tan alto... Mi casa es alta pero bueno, es que éste debe medir 10 metros...

-¡El árbol ecológico lo podemos cortar a medida! Con el que tienes delante, podemos hacer 5 árboles más pequeños de 2 metros de altura que podrás distribuir por tu casa, también podrás regalarlos ¡y no crecen! No más preocupaciones ni jaleos por transplantar plantas. Se llena todo de barro y nunca salen bien.

¿Usas Facebook?, ¿Twitter?, ¿LinkedIn?, ¿Xing?, ¿JobandTalent?, Con un pequeño accesorio en la parte superior, El árbol ecológico te puede unir a la red social más importante del país que conecta a todas las personas.

Diseñadores, estudiantes y usuarios del Diseño. Al igual que todos los árboles, por definición son ecológicos, obvio, todo es “De Diseño” sí, todos los productos están diseñados por alguien ¡oh, sorpresa! y es que decir que un árbol es ecológico es igual de absurdo como decir que un producto es “de diseño” Que si una silla es “de diseño”, que si un equipo de audio es “de diseño”... coches “de diseño”, joyas “de diseño”, ordenadores “de diseño”, logotipos “de diseño”. (¿Será que los productos no “de diseño” son hechos por “ciencia infusa”?)

¿Queréis saber cómo termina la historia? Pues el comprador compra y se va a su casa orgulloso y satisfecho por la nueva adquisición que va a lucir en su círculo de amistades y el vendedor feliz porque por fin ha caído un pardillo y le ha comprado el poste telefónico antiguo de cuándo la línea no estaba soterrada. ¡¡Pues eso, que no os dejéis engañar!!


No hay comentarios: